Protocolos

Los procedimientos o protocolos para suministrar el MMS depende de la enfermedad o padecimiento a tratar. Estos pueden ser vía oral, aplicando directamente sobre la zona afectada, utilizando baños, edemas, etc. Muchas veces la terapia consiste en usar de forma complementaria los distintos métodos de administración del MMS. A continuación se detallan los protocolos usados para este propósito.

Protocolos para suministrar el MMS

Protocolo 1000:

Consiste en beber 3 gotas de MMS activado 8 veces al día durante 3 semanas.

Para calcular cuantas gotas son diariamente:
multiplicamos 3(gotas activadas) x 8(veces al día) =24 gotas de MMS activado al día.

Procedimiento: en un vaso limpio y seco se mezclan 24 gotas de MMS y 24 gotas de activador (ácido cítrico al 50%), se deja reaccionar durante 30 segundos, luego se agrega un poco de agua y finalmente se vierte la preparación en un litro de agua. Se coloca el litro de agua en una botella desechable y se marca con un rotulador (marcador), de modo de dividir el contenido en 8 partes iguales. Con esto tenia las ocho tomas diarias (de tres gotas activadas cada una). Se repite este proceso a diario por 3 semanas.

Protocolo 2000:

Consiste básicamente en tomar tantas gotas de MMS activado cada hora como le sea posible soportar sin que se sienta con el estómago revuelto. Hay que hacerlo durante 10 horas al día, durante 3 semanas, o hasta que estén bien. Lo ideal es comenzar con 3 gotas e incrementar las gotas como sea posible sin sentirse mal. Es importante señalar que este protocolo es usado como terapia para enfermedades peligrosas como el cáncer y otras enfermedades que amenacen la vida.
Procedimiento:
Primer día: en un vaso limpio y seco se mezclan 30 gotas de MMS y 30 gotas de activador (ácido cítrico al 50%), se deja reaccionar durante 30 segundos, luego se agrega un poco de agua y finalmente se vierte la preparación en 1.250(1 ¼) litros de agua. Se coloca los 1.250 litros de agua en una botella desechable y se marca con un rotulador (marcador), de modo de dividir el contenido en 10 partes iguales que consumirá una parte cada hora por diez horas durante el día.
Segundo día: en un vaso limpio y seco se mezclan 40 gotas de MMS y 40 gotas de activador (ácido cítrico al 50%), se deja reaccionar durante 30 segundos, luego se agrega un poco de agua y finalmente se vierte la preparación en 1.250(1 ¼) litros de agua. Se coloca los 1.250 litros de agua en una botella desechable y se marca con un rotulador (marcador), de modo de dividir el contenido en 10 partes iguales que consumirá una parte cada hora por diez horas durante el día.
Tercer día: igual que el día anterior salvo que serán 50 gotas activadas.
Así continua aumentando el consumo diario en 10 gotas activadas cada día disuelto en la cantidad fija de agua (1 ¼ o 1250ml). Aumentará el número de gotas mientras la persona lo soporte, cuando se percate que no soportara un nuevo aumento, deberá dejar fijo el número de gotas hasta concluir las tres semanas.

Protocolo 3000:

Consiste en usar el MMS junto a un compuesto llamado DMSO que tiene como finalidad hacer el papel de vehículo para lograr que el MMS activado se absorba de forma acelerada a través de la piel, llegando rápidamente hacia tumores, sangre y huesos. El objetivo es obtener rápidamente MMS en el organismo complementando la absorción oral.

Protocolo 6 + 6:

Se conoce como protocolo de emergencia. Consiste en tomar 6 gotas activadas y posteriormente disueltas en 120ml o 125ml de agua, esperar una hora y tomar otras 6 gotas activadas y así sucesivamente hasta que pase el peligro y se mejore, luego disminuir las gotas a 3 cada hora hasta que haya mejoraría significativa.

Protocolo de bañera:

Nuestra piel es un órgano totalmente permeable que posee la capacidad de actuar como un membrana osmótica, permitiendo que se produzca un intercambio entre el exterior y el interior de nuestro cuerpo. Una cantidad mayor de MMS activado es absorbido y puesto en circulación en nuestro cuerpo utilizando este método, las ventajas, según la experiencia de quienes lo han utilizado, son bastante rápidas, sobre todo combinado con otros protocolos.
Al usar este tipo de baño toda la superficie de la piel estará en el contacto con el MMS activado de 20 a 30 minutos. Para algunas personas este método ha supuesto una solución definitiva.
Procedimiento:
1. Limpiar bien la bañera para eliminar cualquier residuo de jabón u otros productos que podrían contaminar nuestra preparación del agua.
2. Llenar la bañera unos 20-30cm con agua caliente. No añadir jabón, perfume, champú, ni juguetes de niños. Puede combinar el tratamiento en bañera bebiendo unas 5 de gotas de MMS activado la manera habitual por separado.
3. Activar 30 gotas de MMS mezclándolo en un vaso. Esperar 1 minutos para que reaccionen. Si hay llagas de piel, por lo general se curan rápidamente debido a la acción desinfectante de MMS.
4. Añadir MMS activado a la bañera y mover para repartirlo bien. El agua no reduce la cantidad de gas ClO2 (dióxido de cloro) que está siendo liberado.
5. Tome el baño durante unos 20 o 30 minutos, procurando mojar bien todo el cuerpo, incluso cabeza y cuero cabelludo. Si entra algo de agua en los ojos no hay que preocuparse ya que en esta dosis tan diluida MMS no daña los ojos.
6. Añadir más agua caliente durante el baño de modo de mantener el agua a una temperatura adecuada, para que el calor dilate los poros y permita que el MMS activado penetre al interior del organismo. A partir del tercer baño notara una mejora significativa.

Protocolo de aplicación sobre la piel:

El uso de MMS en la piel es muy efectivo para casi todo tipo de desorden de la piel conocida. Alivia quemaduras, y heridas de todo tipo, que con MMS las heridas suelen sanar en menos de la mitad del tiempo ordinario.
Utilizar MMS para curar las llagas, quemaduras, heridas, psoriasis, eczema, el cáncer, la tiña, acné, erupciones cutáneas, ulcera diabética, infecciones por estafilococos, hongos, pie de atleta, y un centenar de otros problemas.
Para ello, siga estas instrucciones: Conseguir una botella spray (difusión niebla).
Mezclar en un vaso limpio y seco de vidrio, 20 gotas de MMS y 20 gotas de ácido cítrico al 50%, dejar reaccionar 30 segundos y agregar 40 ml de agua. Luego verter la preparación en la botella tipo spray (con atomizador) y utilizarlo para rociar esta preparación sobre la piel afectada unas 4 veces al día, y dejado secar al aire. Al final de cada día ducharse para eliminar los residuos de sal dejados debido a la aplicación durante el día. Luego antes de dormir, humecte durante la noche con una crema de aloe vera sobres las zonas tratadas con MMS.
Esta solución se mantiene bien durante unos 3 días. (Luego tirarla y volver a preparar)
Usar en cualquier tipo de heridas, o sea, usarlo como un normal desinfectante, por ejemplo en vez del alcohol, así se disminuirá el tiempo de curación que generalmente se retrasa por causa de los microorganismos que infectan las heridas.
Si cuando lo colocamos sobre una llaga, ulcera etc. y sentimos mucho ardor simplemente esperar unos 3 minutos y enjuagar solo con abundante agua, sin jabón.
Personalmente yo he diluido un poco la concentración de MMS activado de este protocolo, obteniendo excelentes resultados igualmente. Las mismas 20 gotas de MMS activado las disuelvo en 60ml de agua y las vierto en el pulverizador.

Protocolo de oídos:

se usa para la infección de oídos (otitis), consiste en mezclar en un vaso limpio y seco 2 gotas de MMS y 2 gotas de activador, dejar reaccionar por 30 segundos y luego añadir 6ml de agua tibia. Ahora con un gotero tomar de la preparación lo suficiente como para aplicar 2 gotas de preparación en el oído afectado. Obviamente las gotas se deben aplicar con el oído afectado apuntando hacia arriba de modo que las gotas se introduzcan aprovechando la gravedad. Mantener la cabeza en esa postura por al menos 3 minutos para que el MMS actúe, y luego eliminar el resto del MMS que escurrirá del oído. Repetir la aplicación 4 veces al día por lo menos hasta un día después de desaparecido el dolor original.
Si siente algún tipo de ardor (en algunos casos puede arder de acuerdo a la sensibilidad o estado del oído) al cabo de uno o dos minutos de haber colocado las gotas, lavar con una perilla de agua tibia, o con el mismo gotero con agua tibia; Si esto se repite (el ardor cuando coloco las gotas) hacer el protocolo solo con una gota de MMS activado, e intentar en las próximas colocaciones aumentar la dosis nuevamente.
Si analiza la concentración del protocolo de oídos se dará cuenta que es de 1 gota de MMS activado por cada 3 ml de agua tibia, es equivalente al protocolo de aplicación sobre la piel que en este sitio se describe (20 gotas de MMS activado por cada 60 ml de agua, o sea, 1 gota por cada 3 ml de agua).

Protocolo de enemas:

En el intestino grueso se alojan gran cantidad de bacterias (buenas y malas) una limpieza intestinal es muy recomendable en todos los casos. El MMS no ataca la flora intestinal (bacterias buenas)
El mejor procedimiento es:
1- hacerse un enema normal con un irrigador tipo jarra, con un litro de agua tibia. Y evacuar el intestino. Esperar 30 minutos.
2- Activar 10 gotas de MMS, esperar 30 segundos y agregarlo a la segunda enema que contiene dos litros de agua tibia, una vez terminado el líquido, retener el mayor tiempo posible, y luego evacuar. Después es mejor reposar un poco.
Atención si usted no está acostumbrado a los enemas o le resulta fastidioso los dos enemas del procedimiento, haga solo el paso número dos, o sea un enema de dos litros de agua con 10 gotas activadas de MMS.
Recomendado combinar este protocolo con la toma de gotas de MMS
Hacer este protocolo solo una vez al día.

Protocolo bucal:

Aplicaciones bucales: (Estomatitis aguda, abscesos dentales, úlceras, inflamación de garganta, caries e infecciones varias)
Consiste en mezclar en un vaso limpio y seco 10 gotas de MMS y 10 gotas de activador, dejar reaccionar por 30 segundos y luego añadir 30ml de agua. A continuación se hacen buches o gárgaras por 30 segundos y elimina, luego es importante enjuagar la boca con agua. El proceso se repite entre 4 a 5 veces al día, hasta eliminar el problema.

Protocolo de los ojos:

Este es un protocolo delicado, ya que los ojos son muy sensibles.
Consiste en mezclar en un vaso limpio y seco 2 gotas de MMS y 2 gotas de activador, dejar reaccionar por 30 segundos y luego añadir 10ml de agua. Con un gotero tomar de la preparación lo suficiente como para aplicar 2 gotas de preparación en el lagrimal el ojo afectado, esperar dos minutos y enjuagar con agua, repetir 4 veces al día. Para aprovechar la misma preparación es conveniente colocarla en un recipiente de vidrio con tapa (un frasco pequeño por ejemplo) y guardarlo en la oscuridad solo por un día, si sobrara se debe eliminar para preparar nuevamente al día siguiente.
Si hubieran inconvenientes o ardores excesivos reducir a solo una gota activada para los 10 ml de agua, y colocar en el ojo afectado dos gotas de preparación 4 veces al día.